LA YUTERA

    Fundada con  un capital  social de  3.000.000 de ptas.,  el  20 de  diciembre de 1938,  en
pleno periodo de guerra se inaugura la Yutera Palentina S.A., filial de la compañía de azu-

cares y  alcoholes  Ebro S.A.  Era por entonces director  gerente dela compañía D. Benito

Lewin.

    Unos años antes, en diciembre de 1931 se había  inaugurado la Azucarera de Castilla y
en diciembre de 1934 la Alcoholera Gillermina  pertenecientes a la misma compañía. Con

la puesta en funcionamiento de esta  moderna fábrica se pretendía  satisfacer la demanda

de sacos  para la  expedición de las manufacturas de la compañía.

   El primer director  fue el ingeniero industrial D. Vicente Establier, alicantino, que desde
junio de 1936 se encarga de su construcción y puesta en marcha. El proyecto fue encarga-

do al   joven  palentino  D. Luis Carlón Méndez Pombo  junto  con l os  arquitectos  Julián

Laguna y Eduardo Chavarri.  Los primeros terrenos adquiridos a D. Manuel Martínez de

Azcoitia en la carretera de Villalobón, una vez efectuados los sondeos, se muestran  inade-

cuados para la  construcción por la gran cantidad de agua que aparece en el,  dado que en

las proximidades se encontraba la Laguna Salsa, hoy desecada.  De mutuo acuerdo con el

propietario se rescinde el contrato y se busca una nueva ubicación, que será la actual.

    No hubo buena suerte,  el Alzamiento del 18 de julio y  la Guerra Civil paralizan nueva-
mente el  proyecto hasta que Palencia se decanta por el bando nacional.

    Las obras se reinician  el día 8 de  marzo de 1937  con un  proyecto de fecha octubre de
 1936 firmado  solamente  por D. Luis Carlón.  Los arquitectos  Sres. Laguna y  Chavarri

quedan desligados del proyecto por encontrarse en Madrid, ciudad perteneciente al bando

opuesto. Las obras fueron adjudicadas a la empresa Huarte & Co S.L.

    La adquisición de la maquinaria fue otro serio problema dado que la empresa en octubre
de 1937  por falta  de divisas no  podía hacer frente  al pago del  contrato suscrito con una

firma inglesa, finalmente la Junta Técnica del Estado de Burgos autoriza la exportación de

pulpa de remolacha suministrada  a la Yutera Palentina S.A. por el  Grupo  Ebro y de este

modo se pudo hacer frente a la situación.

    La fábrica inaugurada en 1938,  esta emplazada  sobre una extensión de 66.000 m2 que
10.000 de  ellos están cubiertos.  Constaba de pabellones de hiladura,  oficinas de fábrica,

pabellón de entrada destinado a portería, almacenes de yute y la  vivienda del director.

   Al final de la guerra a  esta construcción se añaden las viviendas de los encargados y el

garaje.

    La Yutera no llegó a  construirse según el proyecto  inicial  porque en 1937,  durante la
construcción se abandona la simetría del proyecto inicial y se adosa al cuerpo derecho una

nueva  construcción  que tendrá  incluso diferente  cubrición  doblando  su extensión para

poder albergar los 311 telares.

    El proyecto inicial era muy ambicioso, incluía escuelas,  casa cuna,  un edificio adminis-
trativo e incluso zona deportiva con piscina.  Sin embargo este ó no termino de proyectar-

se,  ó después de proyectado  no se construyó, ó si se construyó,  caso de algunas instala-

ciones deportivas, quedó para uso preferente de la dirección.  Sólo  entre  1957 y 1958 se

construyeron  unas casas,  las  que  llamamos  “casas de la Yutera”,  según  proyecto  del

arquitecto Alonso Lomas, en terrenos segregados a la fábrica.

    En 1946 la Yutera pasó a manos de S.A.Cross y de Explosivos Riotinto.
Durante la década de  los 60 estas  empresas cierran  algunas de sus  fábricas de sacos y

deciden  ampliar y  centralizar la  producción  en  su factoría de  Palencia  propiedad de la

firma Ibérica de Envases S.A. (IBENSA) filial de las anteriores firmas.

    En junio de 1966  se decide ampliar  la nave izquierda (la de tejidos) con una paralela y
la de hilados se prolonga al frente desapareciendo,  por  tanto la logia frontal. Además se

construye en el patio central una nave.

    En la década de los 80 tras un grave incendio y debido a la aparición de los envases de
plástico pierde  toda rentabilidad y  quiebra  definitivamente.  Años después  es adquirida

por la Universidad de Valladolid y la Diputación Provincial de Palencia para la ampliación

de sus instalaciones universitarias en Palencia.

    El  día 2 de noviembre de 1994 se reinaugura la Yutera con su nueva función: albergar
los nuevos  estudios de  Ingeniería de Montes (2º ciclo).  Aún quedan  pendientes algunos

problemas  referentes a  los criterios de  restauración del  edificio y  recinto a  las nuevas

funciones universitarias que poco a poco se irán asignando a esta fábrica.

    El 10 de  noviembre de 1998  la  Diputación Provincial de  Palencia cede  el derecho de
superficie de dos fincas situadas en la Yutera a favor de la Universidad de Valladolid para

ampliar el Campus Universitario de Palencia ( la firma de esta cesión se  realiza Vallado-

lid el 24-02-98). En estas fincas está prevista una inversión de 1.600 millones. Se constru-

irá una  residencia de  estudiantes y  un edificio de servicios  generales de la Universidad

(Vicerrectorado).   Estos  terrenos,  que suponen  2/3 del  total  del  Campus,  habían sido

adquiridos para tal fin en 1991 y la desafectación de los mismos se aprobó por unanimidad

en el Pleno de 25 de noviembre de 1996.